.

¿Darle huesos de pollo a mi perro?

Es cierto que muchos dueños de perros pueden asegurar que llevan años dándoles huesos de pollo a sus perros, y jamás les ha pasado nada malo. Pero muchos otros, han tenido que sufrir la pérdida de sus amigos peludos, por haberles dado huesos de pollo. 

Los perros son animales roedores por naturaleza, y siempre que tengan la oportunidad, se comerán todos los huesos de pollo posibles. Pero según los expertos en el tema, como veterinarios, los perjuicios de darle huesos de pollo a los perros superan por mucho los beneficios. 

¿Por qué es malo? La principal razón se debe a la estructura en sí de los huesos de estos animales. Los huesos de pollo, por ser los de un ave, están diseñados para volar, por lo cual son muy livianos y casi huecos por dentro. Es esta característica de estos huesos, la que los hace tan peligrosos para los perros, ya que con gran facilidad pueden ocluir e incluso perforar el estómago o los intestinos de los perros.

En otros casos, se presenta la fecaloma, la cual se refiere a una acumulación de heces en el ano que taponan el flujo normal del tracto intestinal. Debido a lo difíciles que son para digerir, estos huesos pueden formar tapones como estos. Es aquí cuando se presenta que por más que tu perro se esfuerce en defecar, no puede y necesita tratamiento. Si se diagnostica a tiempo, se puede solucionar con un tratamiento a base de enemas y lubricación, pero en otros muchos casos, es necesario recurrir a la cirugía. 

Casi siempre que caemos en la tentación de darle a nuestro perro huesos de pollo, es porque nos encanta ver como se entretiene jugando con él, o como disfruta comiéndoselo. Es significa que lo hacemos para complacer sus caprichos. Pero, existen muchas otras formas de cumplir esta clase de caprichos. En el mercado podrás conseguir huesos artificiales, fabricados con este fin, los cuales son difíciles de deshacer, pero fáciles de digerir. 

Por último, si tu perro ha comido huesos de pollo por accidente, y presenta algún síntoma extraño como dificultad para defecar, vómito con sangre, abdomen hinchado o tos, como si tuviera algo atorado en la garganta, lo mejor sería que lo llevaras al veterinario, para que le realicen los exámenes necesarios para identificar las causas de su estado.

¿Sabias que...

Nosotros te brindamos la ayuda necesaria para elegir tu mascota ideal. Primero debes tener en cuenta lo importante que es no dejarte ganar por tus ...

Leer Más...

Aquí encontrarás la ayuda y consejos que necesitas para recibir a tu nueva mascota. Primeros días, Utensilios esenciales, espacio, entrenamiento...

Leer Más...

Es muy importante comprender la responsabilidad que implica tener una mascota. Ellas NO son juguetes que podemos usar para...

Leer Más...